Amor, amistad y rompecabezas

El amor y la amistad nos hacen encajar unos con otros como piezas de un rompecabezas del tamaño del mundo. Pero sin nuestros seres amados, ese mundo estaría incompleto. Pensemos un momento en una pieza de rompecabezas con su propia forma, cuyos troquelados sean únicos e irrepetibles. Por muy extraños que estos sean, siempre habrá, al menos, 4 piezas que encajen con ella, una en cada lado. Y si nos imaginamos que esas 4 piezas encajan con otras 3, y así sucesivamente, el resultado será una maravillosa serie que armará la bella imagen de todo el mundo, un mundo unido con troquelados de amistad.

Armar un rompecabezas es similar al cariño que hay entre nosotros: cuando dos o más piezas ensamblan mutuamente, sentimos una satisfacción indescriptible, tan íntima que tal vez no sea otra cosa que la satisfacción de ser humanos.

En este Día del Amor y la Amistad, te invitamos a que regales un rompecabezas y tiempo para armarlo con tus seres amados. Pasa este día y todos los demás del año, armando sueños y alegrías.

Rompecabezas Anatolian

La marca turca Anatolian tiene una variedad de diseños inspirados en los momentos más románticos: desde una pareja sentada al piano hasta una caminata bajo el cielo lluvioso de París.

Momentos Disney de Ravensburger.

Sin duda alguna, pocos momentos más románticos que los de las películas de Disney: La bella durmiente y La Dama y el vagabundo. Armar este par de diseños de dos caricaturas clásicas, hará que tu 14 de febrero sea muy especial.

Amor y expresionismo

El amor en el arte expresionista, alcanza en Marc Chagall niveles que superan toda convención. Este rompecabezas de la obra Alrededor de ella, de la marca Ricordi, es una oda a la interiorización del amor. En ella, Marc Chagall evoca un simbolismo cargado de sentimientos.

El primer juego de Ravensburger

En 1884, Otto Robert Maier lanzó al mercado el primer juego de mesa de Ravensburger: “Viaje alrededor del mundo” (Reise um die Erde). El juego fue una adaptación de la novela de Julio Verne, Viaje alrededor del mundo en 80 días; los jugadores debían ser los primeros en viajar por el mundo y regresar a Londres usando diversos medios de transporte.

En este juego, cada uno de los participantes (2 a 6 por partida) asume el rol de Phileas Fogg, el caballero británico que emprende la famosa travesía narrada por Verne. Para lograr el objetivo, los jugadores deben usar hábilmente las tarjetas de transporte y tomar las decisiones correctas para completar el viaje. Sin embargo, también deben superar las dificultades que el detective Fix les pone sobre cada paso que dan. El primero en llegar a Londres es el ganador.

Hacia 1987,  Wolfgang Kramer y Klaus Buergle reeditaron el juego.  Actualmente, sólo puede adquirirse en el museo del rompecabezas de Ravensburger, en Alemania. No obstante, en la Casa de la Educadora, tenemos un amplio catálogo de juegos de mesa de la marca alemana, así como rompecabezas.

 

El primer juego de mesa de Ravensburger