Los Rompecabezas

Los rompecabezas o puzzles son piezas comúnmente planas que combinadas correctamente forman una figura, un objeto o una escena.

Fueron inventados en 1762 por el londinense John Spilsbury y un siglo después empezaron a fabricarse en serie.

Varían por su forma, tamaño, tema, material con que están hechos y grados de dificultad de acuerdo a la cantidad y la forma de sus piezas; pueden ir desde 15 hasta las 32, 0000 piezas que es el mas grande del mundo y es de la marca Ravensburger marca alemana líder mundial en rompecabezas

Por diversión, entretenimiento o como una forma de relajarse; armar rompecabezas es una actividad tanto para chicos como para grandes y de la cual se pueden obtener muchos beneficios.

Beneficios de armar rompecabezas

  • El niño desarrolla su capacidad de aprender, entender y organizar las formas espaciales.
  • Práctica la observación, descripción y comparación; elementos necesarios para encontrar diferentes aspectos de cada pieza (color, forma, bordes, cortes, tamaño, etc.), así como detalles similares a otras y así poder reconstruir poco a poco el todo.
  • Desarrolla la capacidad de resolver problemas.
  • Ejercita su memoria visual.
  • Trabaja en el análisis para elaborar la estrategia de armado, como puede ser:
    - Buscar las piezas a partir de formas, colores, u otros indicios y luego probar si encajan unas piezas con otras.
    - Comenzar con los bordes (si estuvieran realzados) en las piezas que conforman los límites.



















  • Un rompecabezas representa un desafío que si se supera genera gran satisfacción en el niño y eleva su autoestima.
  • Mantiene la atención y concentración del niño.
  • Permite mantener la curiosidad por componer lo que no se conoce.
  • Trabaja la tolerancia del niño y su capacidad de espera ante la dificultad.
  • Su armado le permite la exploración y manipulación de piezas, ayudando al mismo tiempo a desarrollar la motricidad fina, pudiendo ser más hábiles en el uso de los músculos de sus pequeños dedos que utilizan para recoger y armar pequeñas piezas.
  • El niño puede aprender sobre diversos temas como naturaleza, sociedad, matemáticas, español, etc.
  • Fortalece sus lazos familiares. Armar rompecabezas con tu hijo es una forma de acercarte y convivir con él.
  • Para los adultos resulta una actividad capaz de controlar el stress diario.

Cómo elegirlos        

Para que los rompecabezas sean del agrado del niño tienen que satisfacer su personalidad, es decir que vayan de acuerdo a su gusto e interés, ya que el armar un rompecabezas no debe ser frustrante, al contrario le debe ayudar a concentrarse y a relajarse.

Para elegir el adecuado de acuerdo a la edad del niño, aquí los siguientes consejos:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • De 2 a 3 años: Elija sencillos rompecabezas de 2-3 piezas cada una de las cuales es un objeto completo, como un circulo, cuadrado o triangulo
  • Edad preescolar: Opte por rompecabezas cuyas piezas sean de 4 a 6 e ir aumentando su número a medida que ellos mejoran su destreza. Elija rompecabezas que tengan dibujos de objetos familiares, animales o personas; que se desarmen con facilidad para volverlos a armar y que sirvan como medio de enseñanza para aprender, asi que por ejemplo puede seleccionar sobre formas, colores, números y el alfabeto, tal vez animales de la selva, medios de transporte, etc.

6 hasta 12 años: Puede comenzar con rompecabezas de 75 hasta 100 piezas y luego aumentar poco a poco hasta llegar a las 500 piezas.

Transportes con Sonido

Tortugas en el mar
Sidney Australia